Autoestima: ¿qué es, por qué es importante y cómo puedo mejorarla?

autoestima-como-puedes-mejorarla
Sílvia Duran
Sílvia Duran

Doctora en Psicología y Psicóloga Sanitaria

¿QUÉ ES LA AUTOESTIMA?

La autoestima, no es un concepto fijo y estable, se manifiesta de forma cambiante en función de nuestra situación vital y nuestras circunstancias y se va modificando a lo largo de nuestra vida. Por esa razón, la autoestima se puede definir como el concepto que tenemos de nuestra valía. Se basa en todos los pensamientos, sentimientos, sensaciones y experiencias sobre nosotrxs mismxs que hemos ido recogiendo durante nuestra vida.

En definitiva, es el resultado emocional que surge si aceptamos y nos gusta nuestro autoconcepto. Pero, ahora bien, ¿qué es el autoconcepto?

El autoconcepto es la opinión que una persona tiene sobre sí misma, que lleva asociado un juicio de valor. Autoconcepto no es lo mismo que autoestima, sin embargo, su relación es muy estrecha y no podría entenderse uno sin la presencia del otro. Ya que el autoconcepto representa la imagen que tenemos de nosotrxs mismxs.

Cuando más realista sea el autoconcepto, más adecuada será nuestra interacción con el ambiente que nos rodea. Por ello, más nos aceptaremos, mayor será nuestra capacidad de crecimiento personal y más sólida será nuestra autoestima.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE LA AUTOESTIMA?

La autoestima es la base, los cimientos de nuestra salud psicológica. Si nuestra autoestima es adecuada, podremos interactuar con el mundo de forma sana, podremos afirmarnos en cualquier situación y defender nuestros derechos sin alteración.

Con una autoestima sana seremos inmunes o poco vulnerables a los ataques emocionales del entorno. Y, actuaremos con tranquilidad en cualquier situación, aceptándonos incondicionalmente, lo que hará que estemos satisfechos de nuestras reacciones y conductas.

¿CÓMO PUEDO MEJORAR MI AUTOESTIMA?

La autoestima es un músculo que ejercitar a diario. Por esa razón, a continuación, se presentan diferentes tips para aumentar y mejorar nuestra autoestima.

Aceptar las cosas que no hacemos bien y aprender de ellas:

El objetivo es mejorar nuestro bienestar y ser un poco más felices. Y, por eso, no hay que restarle importancia a las cosas que sabemos hacer bien, sino valorarlas como se merecen.

Pensamiento positivo:

El poder de la mente es incontrolable, tenemos que ir cambiando poco a poco los pensamientos limitantes y negativos por algunos que refuercen nuestro poder. Por ejemplo, “no puedo” por “voy a intentarlo”. Tenemos muchas cosas a las que dar valor.

Poner objetivos realistas:

Hay que ponerse metas que se puedan cumplir. Ya que, si fracasamos al ponernos objetivos inalcanzables es más probable que llegue antes la frustración.

De esta manera, nos vamos enfrentando a pequeños retos y nos atrevemos a ir subiendo las metas marcadas.

NO a la comparación:

Tú eres la persona más importante de tu vida. Céntrate en ti y en tu vida. Si envidiamos e idealizamos a las otras personas puede que entremos en un bucle de malestar que no nos beneficia en absoluto.

Acéptate, perdónate y realiza críticas constructivas:

Todxs aprendemos de los errores porque todxs los cometemos. No te culpabilices por ellos, aprende de las decisiones que has tomado y realiza críticas constructivas para gestionarlo mejor.

Todxs merecemos ser felices. La autoestima es la base de todo ello. Si estás buscando psicóloga, te animamos a conocer al equipo de profesionales que formamos parte de esta comunidad. Nos encantaría ayudarte a conseguir tus objetivos y acompañarte en el proceso.

¡Hola!

Soy Silvia Duran, psicóloga desde hace más de X años, y estoy especializada en ayudar a mis pacientes a solventar problemas de […]. Quédate por aquí para saber más sobre cómo puede ayudarte la psicología en la relación contigo mismo.

Síguenos en redes

Suscríbete a nuestra newsletter