La Complejidad Psicológica de Abandonar una Relación de maltrato : Un Análisis Profundo»

Sílvia Duran
Sílvia Duran

Doctora en Psicología y Psicóloga Sanitaria

Las relaciones de maltrato son una realidad preocupante que afecta a un número significativo de personas en todo el mundo. En España, según los datos del Instituto Nacional de Estadística en el año 2021, se registraron 38715 personas como víctimas de violencia de género y violencia doméstica. Este fenómeno plantea una serie de desafíos psicológicos, y uno de los más complejos es el proceso de abandonar una relación abusiva. Este artículo explora la complejidad psicológica que rodea a quienes se encuentran atrapados en relaciones abusivas.

Primero de todo entendamos qué es una relación de maltrato

La Organización de las Naciones Unidas ONU (2021), define maltrato como “todo acto físico, sexual, emocional, económico o psicológico que influya sobre otra persona, así como toda amenaza de cometer tales actos, lo cual incluye cualquier comportamiento que asuste”. Así pues, dentro de las relaciones abusivas, el maltrato puede adoptar diversas formas incluyendo el físico, verbal y psicológico. 

El maltrato físico implica el uso de la fuerza física, causando daño directo al cuerpo de la víctima y se asocia con graves secuelas tanto físicas como psicológicas. 

El maltrato verbal se manifiesta a través de palabras hirientes, humillaciones y desvalorización y afecta la autoestima y la percepción personal. 

El maltrato psicológico involucra tácticas de control, manipulación y aislamiento emocional. Este tipo de abuso puede ser más sutil pero igualmente perjudicial, afectando la salud mental al generar confusión, ansiedad y una sensación de atrapamiento en la víctima. 

Investigaciones como el trabajo de Hernández Ramos et al. (2014), han demostrado que el abuso emocional puede ser tan perjudicial como el abuso físico, afectando negativamente la salud mental y emocional de las víctimas. Este hallazgo subraya la importancia de reconocer y abordar todos los tipos de abuso para comprender la complejidad psicológica al abandonar una relación abusiva. 

El Ciclo de la Violencia

Delineado por Lenore Walker, el ciclo de la violencia describe 3 fases repetitivas que caracterizan la dinámica de las relaciones de maltrato. Las 3 fases del ciclo de la violencia son: fase de acumulación de tensión,  fase de explosión y fase reconciliación o luna de miel. Este ciclo y sobre todo la fase de reconciliación, caracterizada por el arrepentimiento del agresor con muestras de cariños y promesas de cambio, contribuye a la confusión emocional de la víctima y a la esperanza de un cambio en el agresor, manteniendo a la víctima en un estado de constante incertidumbre y reforzando este ciclo de la violencia de naturaleza cíclica y a menudo incesante de las relaciones abusivas. 

El Aislamiento Social

Los agresores comúnmente usan como estrategia el aislamiento social y familiar de la víctima. Estudios como el de Cala Carrillo et al. (2011), destacan cómo la privación de conexiones externas refuerza la dependencia emocional, haciendo que abandonar la relación sea aún más desafiante. Además, también dificulta que la víctima acceda a fuentes de apoyo externas, lo que complica aún más el proceso de abandonar la relación. Cómo se destaca en la revisión Rivas Rivero et al. (2017), el apoyo psicológico y emocional es crucial en el proceso de empoderamiento de las víctimas.

La Dependencia Emocional

El estudio de Aiquipa Tello, J. J. (2015), examinó la relación entre la dependencia emocional y la permanencia en relaciones abusivas. Se encontró que aquellos con mayores niveles de dependencia emocional experimentaron mayores dificultades para abandonar la relación, contribuyendo a mantener una relación perjudicial, incluso cuando la víctima es consciente del daño.

Dificultades Emocionales que Bloquean

La investigación de Molina Rico y Moreno Méndez (2015), señala que la baja autoestima, el miedo a represalias y la manipulación psicológica son barreras comunes para abandonar una relación abusiva. Estas barreras pueden generar una sensación de atrapamiento psicológico, haciendo que la víctima dude de su capacidad para salir de la situación.

Asimismo, el uso del miedo y las amenazas por parte del agresor generan sentimientos de culpa y desesperanza aprendida en las víctimas que, según la literatura (Huaman Flores y Ynga Cahuana (2017), también se presentan como obstáculos emocionales significativos.

El Impacto en la Salud Mental

Investigaciones recientes, como el análisis de Rivero y Bonilla-Algovia (2019), han confirmado la conexión entre relaciones abusivas y problemas de salud mental a largo plazo. Los resultados indican un aumento significativo en la prevalencia de trastornos como el TEPT, la ansiedad y la depresión entre las víctimas de relaciones abusivas. 

En conclusión, abandonar una relación abusiva implica una complejidad psicológica significativa, influenciada por diversos factores. La comprensión de estos elementos es esencial para desarrollar y apoyar a aquellxs que buscan liberarse de relaciones perjudiciales. La concienciación, el acceso a recursos y el apoyo psicológico desempeñan un papel crucial en el camino hacia la recuperación  y la reconstrucción de su autonomía emocional.

Artículos relacionados 

https://silviaduranpsicologia.com/relaciones-toxicas/

https://silviaduranpsicologia.com/relaciones-toxicas-senales-y-actitudes-para-identificarlas-y-como-salir-de-ellas%ef%bf%bc/https://silviaduranpsicologia.com/como-superar-una-ruptura/

https://silviaduranpsicologia.com/responsabilidad-afectiva

https://silviaduranpsicologia.com/relaciones-y-problemas-de-apego/

Bibliografía

Aiquipa Tello, J. J. (2015). Dependencia emocional en mujeres víctimas de violencia de pareja. Revista de Psicología, 33(2). Recuperado de [http://www.scielo.org.pe/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0254-92472015000200007]

Equipo de Investigación. (2011). Recuperando el control de nuestras vidas: Reconstrucción de identidades y empoderamiento en mujeres víctimas de violencia de género (Memoria de investigación). Universidad de Sevilla.

Hernández Ramos, C., Magro Servet, V., & Cuéllar Otón, J. P. (2014). El maltrato psicológico. Causas, consecuencias y criterios jurisprudenciales. El problema probatorio. Aequitas. [Enlace: https://rua.ua.es/dspace/bitstream/10045/46929/1/2014_Hernandez-Ramos_etal_Aequitas.pdf]

Huamán Flores, E. J., & Ynga Cahuana, M. (2021). Desesperanza aprendida en mujeres víctimas de violencia del Centro de Emergencia de la Mujer Bellavista y Callao – Callao 2020. Universidad Autónoma de Ica.

Instituto Nacional de Estadística. (2021). Estadística de Violencia Doméstica y Violencia de Género (EVDVG). España.

Martín, B., & Moral, M. V. (2019). Relación entre dependencia emocional y maltrato psicológico en forma de victimización y agresión en jóvenes. Revista Iberoamericana de Psicología y Salud, 10(2), 75-89. [DOI: https://doi.org/10.23923/j.rips.2019.02.027]

Molina Rico, J. E., & Moreno Méndez, J. H. (2015). Percepción de la experiencia de violencia doméstica en mujeres víctimas de maltrato de pareja. https://doi.org/10.11144/Javeriana.upsy14-3.pevd

Momeñe, J., Jáuregui, P., & Estévez, A. (2017). El papel predictor del abuso psicológico y la regulación emocional en la dependencia emocional. Behavioral Psychology / Psicología Conductual, 25(1), 65-78.

Organización de las Naciones Unidas. (2021).

Rivas, E., Panadero, S., Bonilla, E., Vásquez, R., & Vázquez, J.J. (2018). Influencia del apoyo social en el mantenimiento de la convivencia con el agresor en víctimas de violencia de género de León (Nicaragua). Informes Psicológicos, 18(1), 145-165. [DOI: http://dx.doi.org/10.18566/infpsic.v18n1a08]Rivas-Rivero, E., & Bonilla-Algovia, E. (2019). Salud mental y miedo a la separación en mujeres víctimas de violencia de pareja.REVISTA IBEROAMERICANA DE PSICOLOGÍA Y SALUD, VOL 10. NÚMERO 2. Recuperado de [https://www.rips.cop.es/pdf/art352020.pdf].

¡Hola!

Soy Silvia Duran, psicóloga desde hace más de 10 años, y estoy especializada en ayudar a mis pacientes a solventar problemas.
  Quédate por aquí para saber más sobre cómo puede ayudarte la psicología en la relación contigo mismo.

Síguenos en redes

Suscríbete a nuestra newsletter